Historias de Bodegones I

Caminado hacia mi reunión del día, paso por un típico lugar de muchos años de historia, donde en la mesa de la ventana, la que sigue siendo la más codiciada, la de la vista a la esquina, estaba sentado Don Fermín, que saluda a todos en el barrio como si fuera el dueño de todo.
Mi amigo Don Fermín, que pasadas las 12 del mediodía le estaba entrando a un vigilante; le dije, disculpe señor una pregunta ¿el vigilante es de batata o de membrillo?. Lentamente dejó su postre vigilante en el plato y al terminar de masticar, por cierto muy lento, me dice,  pibe vení sentáte que tenés mucho que aprender….yo con mis 86 años tengo el recuerdo de esta misma pregunta que vos me hacés y que yo me planteaba y aún no pude encontrar la respuesta cierta. Sea de batata o membrillo no importa, a mi me gusta el vigilante y para mi es de batata. Pero igual te voy a regalar dos historias que el popular de la gente comenta sobre el origen.
La primer historia es simple, el llamado vigilante es de batata y queso y el de membrillo y queso se lo llama Martin fierro. El queso puede ser Mar del Plata o fresco, asi dice la real academia de la calle para cualquiera de los casos. Ja, sorprendido pibe, como yo cuando me enteré.
Es ahí que descubrí el sentido de este Bódegon Dinning Tour Iñaki Maccor, conocer más de nuestras raíces y el porque de cada una de las tradiciones. La alegría invadía mi cara; quería salir corriendo a contarles a mis amigos bodegoneros, pero Don Fermín me dijo, momentito pibe, ya veo en tu cara que quieres contarle a todos lo que has aprendido, te dije que eran dos historias.
El nombre Vigilante se origina allá por el año 1920, en un restaurante de Palermo Viejo donde los vigilantes lo comían con la mano y parados ahí en esa esquina donde hacian guardia, sin perder la atención de su trabajo, yo lo viví pibe, creéme. Como si no le creyera con su relato tan amable.
La segunda historia te va a sorprender aún más, el verdadero Vigilante es de batata y membrillo, si así es, con el queso que hablamos por supuesto. Así se lo llama en Argentina, porque el Martin Fierro es como se lo llama en Uruguay que también es de batata o membrillo. Muy extraño pibe todo esto verdad? aunque para mi lo más extraño es porque en Uruguay lo llaman con un nombre tan argentino, no te parece.
Andá pibe, volvé cuando quieras, que de estos recuerdo tengo muchos, son los que me mantienen lúcido, y feliz por haber vivido lo que ahora a otras generaciones les interesa. Pibe vení, como te llamas? Martín! le respondí, Fermín me llamo Martín como si no me hubiera escuchado le volví a repetir.
Gracias Martín por hacerme sentir útil y sobre todo por escuchar a este viejito loco, hoy ya me divertí y recordé muchas cosas, este día lo termino acá ya estoy completo, chau pibe que te vaya bien.
Rapidamente me fui, Don Fermín se olvido rapidamente mi nombre, aunque ese adiós pibe iba cargado de un toque de maestro y de pura sabiduría, que lindo todo ésto, que lindo encontrar el sentido a las cosas simples y recordar que el Bódegon Tour  es descubrir, compartir, aprender y festejar que una buena cena con amigos. Puede ser con un Vigilante o un Martin Fierro no interesa ahora.
Todo esto si me hizo dudar si podré mantener el flan en las futuras ediciones del tour. Más que nada porque caminé una cuadra y me volví, pensando en Don Fermín y su pausada y detallada explicación que en verdad no me la regalaba a mí solo sino a todos nosotros, eso es lo que yo sentí. Me pare frente a él pero del otro lado de la ventana, en la vereda, entonces ahí le dije que sería un placer para esta logia poder contar con su presencia en la próxima edición del Bodegon Tour. Don Fermín con los ojos llenos de lágrimas me dijo, pibe mirá que yo lastro como lima nueva.
Martin, un buscador
Publicado en Restaurantes | Deja un comentario

Reseña Don Chicho.

Enclavado en la Chacarita, Don Chicho con su aspecto de cuidado desorden, dejado de lado por el ojo poco entrenado que se guía solamente por  el decoro neo-palermitano; promete y no defrauda a la hora de ofrecer una experiencia de tipico bodegon porteño.

Las paredes añoran viejas glorias del fútbol con imagenes ya descoloridas de viejos recortes, fotos y dibujos. La pintura que data de la fecha de apertura se descascara  cual segunda piel con curiosa elegancia. La mesa con mantel de papel, hace riguroso composé con el resto del entorno. El servicio es bueno, casi familiar y la oferta de menú es la necesaria. Sin duda que las pastas son lo que destaca de la casa y no probarlas merece un nuevo círculo en la concepción Dantesca del infierno.

En una mesa, cercana a la puerta de entrada, para que el pasante disfrute y el curioso se detenga, se amasan los platos a venir .Cintas, fuccile al fierrito,  raviol y sorrentinos forman una línea de 4  que serían una defensa impasable. Las salsas no acompañan, sino mejoran cada plato, fuerte el aplauso para un pesto que se las trae. Las albóndigas son, no uno sino cuatro goles de diego a los ingleses.  El surtido de vino no deja disconforme a ningún paladar o  bolsillo.

Finalmente el postre….el postre….cómo explicar lo que es el flan de la casa?…..creería que cada vez que se cocina ese flan tiemblan las gallinas, la cantidad de huevos que aparenta llevar no caben en una docena. Los que saben lo acompañan con dulce o con crema y los valientes, los muy valientes lo piden mixto.

 

 

 

 

Como nota al margen el postre vigilante nos sorprende con un polémico batata y queso, deleite para algunos erróneo para los cultores del membrillo.  Cafe y la cuenta con gestos no verbales.

 

 

No tenemos un cajero ortodoxo, en pedazos de papeles, cual minguito Tinguitela se suman garabateados los gastos de la mesa. El redondeo no espanta a ninguna billetera. Diria que por 75 valor moneda nacional el corazón se va contento, casi enamorado, imaginando la vuelta.

Publicado en Restaurantes | 1 Comentario

Próxima parada?

Amigos, cual será nuestro próximo destino?
Las opciones son Don Chicho o El Trapiche… A votar!!!!

2DA RONDA DEL BÓDEGON DINNING TOUR IÑAKI MACCOR


La próxima cita a degustar las especialidades de la casa, pastas caseras hechas a la vista de uno. Además la casa recomienda chivito y peceto y de postre nuestro emblema, el flan con dulce. Muchachos esta todo dicho, nos encontramos en este palacete culinario, atención solo se acepta efectivo y un hambre brutal. Salut comensales.
 

DON CHICHO – PLAZA 1411 A 20 METROS DE ALVAREZ THOMAS, JUEVES 31 DE MARZO
Publicado en Restaurantes | 4 comentarios

1- La PIN PUN de Villa Urquiza – La Pampa y Avalos.

Caben destacar varios elementos para analizar la 1er. Parada en la Gira BDT. 1- La PIN PUN no es un Bodegón, sino una pizzería. 2- Nuestro primer encuentro fue básicamente para lograr un armado, un listado, un decálogo o más, de los motivos o condiciones por las cuales un bodegón merece tal nombre. 3- Entre copas y platos abundantes descubrimos que el verdadero sentido de todo este esfuerzo es encontrar el Flan perfecto. Con crema, con dulce de leche, solo o acompañado, como sea o como venga . Ahí, en esa mezcla de huevos, leche y caramelo reside el origen de todo. El postre que alimenta sanamente a grandes y chicos por igual y nos obliga a una sobremesa más larga cargada de resoplidos y tés digestivos o cortados con edulcorante.

 

Publicado en Restaurantes | 5 comentarios

¿De que se trata la Gira?

Una salida cada 15 días con amigos, para probar las artes culinarias caseras bien caseras de los bodegones que hay en Buenos Aires. Vamos a calificar los lugares visitados para armar una guía de recomendaciones. Sugerencias, opiniones y lo que quieran son bienvenidos.

Bienvenidos al Tour!

Publicado en Restaurantes | Deja un comentario

Definición de Bodegón

bodegón.

(Del aum. de bodega).

1. m. Sitio o tienda donde se guisan y dan de comer viandas ordinarias.

2. m. taberna.

3. m. Composición pictórica que presenta en primer plano alimentos o flores, junto con útiles diversos.


Publicado en Restaurantes | Deja un comentario